Adonde tienes las mientes - Cancionero Musical de Palacio - 377

De Cancioneros Musicales Españoles
Saltar a: navegación, buscar


FICHA DE LA OBRA

Observación General

Índice de autoridades:

  • Adonde tienes las mientes,
  • Cancionero Musical de Palacio,
  • Cancionero Musical,
  • Cancionero cortesano,
  • cancioneros del siglo XV,
  • Música española,
  • siglo XV,

Autor del texto

Anónimo

Autor música:

Anónimo

Voces:

4

Cancioneros:

Data:

finales del siglo XV, tras la muerte del Príncipe heredero D. Juan, el 4 de octubre de 1497.

Referencias:

Dutton MP4a-194.

Observación 1:

Es el mismo villancico que la número 376 de este Cancionero, pero con diferente música, hecha con posterioridad según se desprende de la escritura y por el sitio en que está colocada aprovechando una esquina de la pagina del Códice.
Está relacionado con Dutton PS1-16.

TEXTO


¿Adonde tienes las mientes
pastorcillo descuidado,
que se te pierde el ganado?

No te pasmes, Juan Collado
de la descuidanza mia,
qu'amorio m'ha robado
todo el seso que tenia.
no Reposo noche y dia,
y en todo este despoblado
no puedo caber, cuitado.

Nunca duermo, siempre afano,
y asi como con fatigas,
que se me hielan las migas
entre la boca y la mano
cuanta soldada aqui gano
daria yo, desdichado,
por salir deste cuidado.

De pasiones no me tiro,
y asi ando trasportado,
qu'el silbo que do al ganado
se me convierte en sospiro;
y como mi pena miro,
de ningun manjar, cuitado,
no puedo pasar bocado.

Tieneme los ojos ciegos
un dolor que a cuanto creo
le llaman los palaciegos
en su lenguaje deseo.
Mi muerte cierta la veo,
porque el amor ¡mal pecado!
todo'l huelgo me ha quitado.

¡Oh garzon criado en villa!
quien puede dar tal afan
sino sola dominguilla
la hija del rabadan?
mis pensamientos se van
tras ella por lo poblado,
y asi se pierde el ganado.

Vamosla a ver, compañero,
pues que tienes tal desmayo,
que con Gil el del Langayo
va mañana al herradero;
Y si luchas con ternero,
yo mirare de hurtado
si para el color mudado.

No me lleves a pasion
nin a meter en rebentijo,
qu'el dolor del corazon
muy mas duele en regocijo;
y el amor abra venguijo
de verme tan encerrado
en el mal que m'ha causado

Tu sin mi te ve, zagual,
y a la tornada que sigas,
ninguna nueva me digas
de la que me tiene tal;
porque retoñeze el mal,
si le mientan al llagado
la causa de su cuidado.

Carillo apuesto y mañoso,
que dios te vuelva tu gala,
que me digas cual zagala
te da tan poco reposo,
y rogalla porfioso
que t'envie de su grado
empresa para el cayado

Porque si en este desierto
la lluvia fuese negada,
con las lagrimas que vierto
abrevaria mi manada:
asi que con mi llorada
nuestramo este descuidado
del agua de su ganado.

MEDIATECA

Partituras

Midis

Discografía:

Se recomienda visitar medieval.org]

Enlaces:

Audios resaltados

Otros Audios

Videos resaltados:

Otros Videos: