Fernández Palero, Francisco

De Cancioneros Musicales Españoles
(Redirigido desde «Francisco Fernández Palero»)
Saltar a: navegación, buscar



FICHA DEL AUTOR

Nacimiento

Alrededor de 1533 en Tendilla (Guadalajara).

Fallecimiento

26 de septiembre de 1597 en Granada.

Nombre de referencia

Fernández Palero, Francisco

Otros nombres

Maestros

Observación general

Nacionalidad de origen

Española

Justificación

Catálogo de sus obras

Numero de composiciones (del autor)

Referencias

Observación 1



RELACIÓN DE OBRAS




BIOGRAFIA

Alrededor de 1533 nace en Tendilla, en la provincia de Guadalajara, a menos de 30 Km al suroeste de su capital. Era descendiente de Martín Fernández Palero, secretario y camarero del Cardenal Mendoza. Pocos datos existen de su biografía, hasta que a la edad de 20 años figura como ganador de la oposición a la plaza de capellanía de órgano de la Capilla Real de Granada.

La Capilla Real de Granada fue creada en 1504 por los Reyes Católicos mediante Real Cédula para albergar sus restos mortales dentro de la Catedral de la recientemente conquistada ciudad andaluza. Para tal fin, y para que perdure, se crea legalmente la institución y se determinan sus estatutos, se le asigna un lugar, la capilla propiamente dicha construida entre 1505 y 1517, y se le dota de medios económicos y de los servidores precisos, entre ellos los que atenderían las cuestiones musicales. Mantuvo todo su esplendor hasta que en el reinado de Felipe II, con la construcción de El Escorial, finalizado en 1584, donde se situaría la capilla funeraria de la casa Real Española, se inicia un lento declinar.

La Capilla fue desde su creación una institución de gran relevancia en la península. En cuanto al apartado musical, contaba con una capellanía de órgano que fue ocupada por Pedro de Villada (posteriormente en la Catedral de Sevilla) y Juan Doyz (que ganó su plaza en 1544 en competencia con Francisco de Peñalosa, y que en 1552 pasó a la Catedral de Málaga), incluidos ambos por Juan Bermudo en el grupo de los más grandes tañedores españoles de mediados del siglo XVI.

La Capilla fue puesta bajo la advocación de San Juan Bautista y San Juan Evangelista, lo que sin duda tuvo que ver con el recuerdo del Infante Don Juan, fallecido en 1497.

En 1552 Juan Doyz es nombrado racionero de la Catedral de Málaga, dejando vacante la plaza de la capellanía de órgano, que es ganada por oposición por Palero, que permanece en la Institución hasta su muerte. Pese a su juventud debía ser admitido como maestro, ya que en el Libro de cifra nueva de Luys Venegas de Henestrosa - PENDIENTE - de Luis Venegas de Henestrosa figuran trece obras con su nombre, teniendo 24 años en el momento de su publicación (Alcalá en 1557).

En 1558 es nombrado organista de la Catedral de Sigüenza por el cabildo de la misma, por estar informados de que era “uno de los más insignes del reyno”. No debe olvidarse la importancia de la Catedral de Sigüenza en los siglos XV y XVI, siendo algunos de sus obispos Pedro González de Mendoza (el cardenal Mendoza) o Fadrique de Portugal y contando en su nómina con músicos como Cristóbal de Morales, Mateo Flecha el Viejo, Francisco Salinas o Hernando de Cabezón.

Como Palero no deja su puesto en Granada, es nombrado en su lugar Francisco Salinas, el gran músico y teórico, que por aquella época retornaba a España tras dejar su cargo de maestro de capilla en la corte de Nápoles; tal era su relevancia que inspiró la Oda a Salinas de Fray Luis de León y obtuvo el reconocimiento de Vicente Espinel, que afirmó que era el “más docto varón en música especulativa que ha conocido la antigüedad”.

En 1561 es nombrado maestro de capilla de la Capilla Real de Granada el onubense Rodrigo de Ceballos, al que debió unir amistad ya que, a la muerte de este último, Palero fue su albacea testamentario.

En 1566 Palero es reprendido por hablar mucho en el coro, cumplir mal las misas a su cargo, faltar con frecuencia a su oficio de organista, tomar partituras y usar mangas de seda, por motivos iguales o similares se reprende a Rodrigo de Ceballos. Pero a Palero se le añade otra amonestación, la de tocar al órgano música profana, seguramente sus glosados.

En 1569 Salinas es nombrado organista en la Catedral de León, y el cabildo de la Catedral de Sigüenza vuelve a llamar a Palero. Ante su negativa es nombrado Hernando de Cabezón.

En 1585 es encargado por el cabildo de la Catedral de gestionar el pago a Tomás Luis de Victoria de unos libros de música lo que parece mostrar que conocía su obra y que debió tener contacto con él, al menos epistolar.

En 1591 se da vista a una causa motivada en su enfrentamiento con Ambrosio Cotes, maestro de capilla, muestra del fuerte carácter de ambos. Por otro lado, este tipo de rencillas entre autoridades de similares cargos, no eran raras en distintos cabildos catedralicios.

En los 44 años que estuvo en la Capilla Real fue designado, en varias ocasiones, jurado en los tribunales de acceso a diversos puestos musicales, tanto en Granada como en Málaga, así como consejero en la adquisición o reparación de órganos de la ciudad.

Como recompensa a sus servicios se le concedió el derecho a ser enterrado en la propia Capilla Real.

El 26 de septiembre de 1597 fallece Francisco Fernández Palero en Granada.

HECHOS HISTÓRICOS

Si desea ver una relación de hechos históricos de la época, pinche en el siglo correspondiente.


MARCO MUSICAL





MARCO LITERARIO




MISCELÁNEA



BIBLIOGRAFÍA



ENLACES