¡Lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!

De Cancioneros Musicales Españoles
(Redirigido desde «Lloren lloren mis ojos ay»)
Saltar a: navegación, buscar


FICHA DE LA OBRA

Observación General

La información base de esta ficha ha sido tomada de los trabajos de los profesores Mariano Lambea y Lola Josá, publicados en:

  • CSIC digital
  • Centro Virtual cervantes

Así pues, esta información se considera académica.

Índice de autoridades:

  • ¡Lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas! ,
  • Libro de Tonos Humanos,
  • Biblioteca Nacional M 1262,
  • E-Mn 1262,
  • Cancionero Musical,
  • Cancionero cortesano,
  • Música española del siglo XVII.

Autor del texto

Anónimo

Autor música:

Anónimo

Voces:

4

Cancioneros:

Data:

Siglo XVII

Referencias:

  • Biblioteca Nacional M 1262
  • RISM: E-Mn 1262
  • Nuevo Incipit de la Poesía Musicada Española (Lambea)

Observación 1:

TEXTO

¡Lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,
herido el corazón, paguen en llanto
con creces, que animó su sentimiento
en la causa mortal de su pecado.

Quien, amoroso pastor,
os sube al monte del llano;
quien, enemigo tirano,
ha sido vuestro ofensor
ya conoce que mi error
os ofendió; no hay disculpa,
pues, para borrar mi culpa,

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

Quien, amoroso pastor,
os sube al monte del llano;
quien, enemigo tirano,
ha sido vuestro ofensor
ya conoce que mi error
os ofendió; no hay disculpa
pues, para borrar mi culpa,

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

Quien, amoroso engalí,
bárbaramente se atreve
vellón que nació de nieve
a trasladar en rubí;
si por mi culpa, ¡ay de mi!,
pastor, estáis lastimado,
para lavar mi pecado,

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

Si, ovejuela inadvertida,
solicitando mi daño
tomé de ocaso el rebaño
despreciando el de la vida;
si porque he sido perdida
os he causado dolor,
par olvidarl el rigor,

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

Celindo, baste el tormento;
no haya más, que no es razón
que mi duro corazón
cause tanto sentimiento;
celosa sin fundamento
quise probar el valor
y, pues yo tuve el rigor,

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

¡Mal haya, Amor!, que esta prueba
me dio para conocer
lo que en vos llego a tener,
que el Amor todo lo lleva,
pero ya mi fe reprueba
tormento de tal rigor
y pues yo causo el dolor,

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

Volved, Celindo, al ganado,
que yo sé que en él halléis
otra oveja que tenéis
que causó vuestro cuidado,
y pues sois enamorado,
perdonad tanto rigor,
que ya digo con dolor:

¡lloren, lloren mis ojos, ay, vuestras penas!,…

MEDIATECA

Partituras

Lambea y Josa en CSIC

Midis

Discografía:

Enlaces:

Audios resaltados

Otros Audios

Videos resaltados:

Otros Videos: