Retratar, hoy, la niña pretendo

De Cancioneros Musicales Españoles
Saltar a: navegación, buscar


FICHA DE LA OBRA

Observación General

La información base de esta ficha ha sido tomada de los trabajos de los profesores Lola Josá y Mariano Lambea, publicados en:

  • CSIC digital
  • Centro Virtual cervantes

Así pues, esta información se considera académica.

Índice de autoridades:

  • Retratar, hoy, la niña pretendo,
  • Cancionero Poético-Musical Hispánico de Lisboa,
  • CPMHL,
  • Biblioteca do Palácio Nacional da Ajuda (Lisboa), 47-VI-10, 47-VI-11, 47-VI-12, 47-VI-13,
  • Madrigais Sec XVI,
  • Cancionero Musical Español de Ajuda,
  • Cancionero Español de Ajuda,
  • Cancionero de Lisboa,
  • Cancionero Musical,
  • Cancionero cortesano,
  • Música española del siglo XVII.

Autor del texto

Contiene versos de Andrade Caminha

Autor música:

Anónimo

Voces:

4 + guión.

Cancioneros:

Data:

Anterior a 1640

Referencias:

  • Lisboa, Biblioteca do Palácio Nacional da Ajuda. Signaturas 47-VI-10 a 47-VI-13
  • Nuevo Incipit de la Poesía Musicada Española (Lambea)

Observación 1:

Falta el cuaderno correspondiente a una de las voces. La edición moderna de Lambea y Josa, ha incluido una reconstrucción de la voz que falta, utilizando en esta rehabilitación musical los escritos de los teóricos de la época como Andrés Lorente o Pablo Nasarre.

TEXTO

Retratar, hoy, la niña pretendo
pero no hallo,
hoy, de sus perfecciones debujo
para el retrato.

¡Guerra, guerra!
¡Al arma, al arma!
¡Alerta, alerta!
¡Ter! Mas, mirarla,
que si mata la niña por sombras,
¡qué hará por armas!

Sus dorados cabellos son rayos
si los desata,
y, si acaso los prende, culebras
de oro enroscadas.

¡Guerra, guerra!...

Dilatada su frente de nieve
es plaza de armas,
donde Amor, cuando sale a la guerra,
toma la blanca.

¡Guerra, guerra!...

Son sus ojos los tiros de Dión
que todo allanan,
y sus niñas ministran el fuego
como atalayas.

¡Guerra, guerra!...

Es de nácar y fuego la boca;
una granada
que respira encendida en sí misma;
pólvora y bala.

¡Guerra, guerra!...

Munición de diamantes sus dientes,
menudas balas,
y mordidas de dulce ponzoña
son plata herbada.

¡Guerra, guerra!...

La garganta es estrada encubierta
de nieve blanca,
por do viene el aliento y socorro
para esta plaza.

¡Guerra, guerra!...

Solamente sus pies por lo breve
y por lo nada
armas son que se ven, prohibidas,
menos de marca.

¡Guerra, guerra!...

MEDIATECA

Partituras

Midis

  • No hay

Discografía:

Enlaces:

Audios resaltados

Otros Audios

Videos resaltados:

Otros Videos: