Zagales de Manzanares

De Cancioneros Musicales Españoles
(Redirigido desde «Zagales de Manzanares decidme»)
Saltar a: navegación, buscar


FICHA DE LA OBRA

Observación General

La información base de esta ficha ha sido tomada de los trabajos de los profesores Mariano Lambea y Lola Josá, publicados en:

  • CSIC digital
  • Centro Virtual cervantes

Así pues, esta información se considera académica.

Índice de autoridades:

  • Zagales de Manzanares,
  • Zagales de Manzanares, decidme
  • Libro de Tonos Humanos,
  • Biblioteca Nacional M 1262,
  • E-Mn 1262,
  • Cancionero Musical,
  • Cancionero cortesano,
  • Música española del siglo XVII.

Autor del texto

Juan Gaspar Enríquez de Cabrera.

Autor música:

Atribuido a Manuel Correa

Voces:

4

Cancioneros:

Data:

Siglo XVII

Referencias:

  • Biblioteca Nacional M 1262
  • RISM: E-Mn 1262
  • Nuevo Incipit de la Poesía Musicada Española (Lambea)

Observación 1:

TEXTO

Zagales de Manzanares,
decidme quién es Amor,
que tiene achaques de hombre
en los imperios de Dios.
–Yo lo diré,
porque vivo a las desdichas
de su desdén.
–Yo lo diré,
que, aunque siempre le callo,
sigo su fe.
–Yo lo diré,
que, a sinrazones, conosco
las razones de su ley.
–Yo lo diré,
aunque siempre ignora más
quien más le llega a entender.
–¡Sepan!,
–¡escuchen!,
–¡atiendan!,
–¡oigan,
que el amor se pregona!
–¡Miren las almas,
porque, sino las pierde,
nunca se hallan!

Es el amor un afecto,
es mentirosa verdad,
una ley de voluntad
u del destino, precepto.
Es un desear continuado,
un admitido rigor,
bien ordenado dolor,
dolor bien desordenado.

En riesgos de cierta culpa,
un acierto prevenido; es razón contra el olvido,
de sinrazones, disculpa.
Es una inquietud sin medio,
es achaque y no se siente,
es remedio, es accidente
y accidente sin remedio.

Precipitado sentir
que obliga en precipitar
vida que sabe matar,
muerte que enseña a vivir.
Espíritu que se ve
y admite la contingencia;
contra toda una evidencia
sobresale como fe.

Aunque advertido, dudoso,
y es prevención del secreto,
en esperanza y respeto,
por árbitro escrupuloso.
Sin término en la ambición,
es alegre fantasía,
por atenta hipocresía
sigue sólo la razón;

es variedad ajustada
que en desconfianza crece,
una gloria que padece
una intención venerada.
Es contento adulterado
con presunción de adivino
y, aunque ciego desatino,
desatino cultivado.

Cordura que se desmanda,
produción de luz errante,
y, entre visos de constante,
a impresión de sombras manda.
Injusto, piadoso imperio,
voluntario sacrificio,
y, en el más claro edificio,
se alimenta de misterio.

–Zagales de Manzanares,
decidme quién es Amor,
que tiene achaques de hombre
en los imperios de Dios.
–Yo lo diré,
porque vivo a las desdichas
de su desdén.
–Yo lo diré,
que, aunque siempre le callo,
sigo su fe.
–Yo lo diré,
que, a sinrazones, conosco
las razones de su ley.
–Yo lo diré,
aunque siempre ignora más
quien más le llega a entender.
–¡Sepan!,
–¡escuchen!,
–¡atiendan!,
–¡oigan,
que el amor se pregona!
–¡Miren las almas,
porque, sino las pierde,
nunca se hallan!

MEDIATECA

Partituras

Lambea y Josa en CSIC

Midis

Discografía:

Enlaces:

Audios resaltados

Otros Audios

Videos resaltados:

Otros Videos: